Podéis leer la crónica completa en su blog.

http://manolodato.wordpress.com/2010/05/11/312/