Ayna

La climbing party, a la que asistieron unos 25 escaladores, comenzó el viernes por la tarde con la llegada de los primeros escaladores. Se montó una slackline, o cinta para equilibrio, donde los escaladores pasaron largos ratos intentando llegar al otro extremo.

Ayna

Ayna

El sábado hubo abundantes lluvias, por lo que apenas si se pudo escalar. Se aprovechó para pasar el rato entre colegas.

Ayna

El domingo ya sí hizo bueno y todos aprovecharon para escalar tantas vías como pudieron en los distintos sectores que Ayna ofrece para la escalada.

Ayna

Ayna

Sin duda, y a pesar de las lluvias del sábado, un buen fin de semana de escalada con los colegas.